Archivo de la etiqueta: volea

La volea, esencial para ganar tus partidos de pádel

Hoy vamos a tratar un golpe esencial para cualquier practicante del pádel, como es el golpe de la volea. A diferencia de otros deportes de raqueta dónde tiene “menos” importancia, el pádel es un deporte que se juega mucho en la red y la importancia de este golpe es fundamental.

Sin duda a nivel amateur, con una buena volea puedes ganar a cualquier tipo de rival pues los controlarás con este golpe y debes tratar de dominar todos los puntos. Al igual que la bandeja, la volea es determinante a la hora de preparar el juego y muchas veces determinarlo hacia tu juego.

volea-padel-jmdJMD, haciendo una volea de derecha en el medio

Cuando eres un pegador, debes tener una buena volea para preparar ese globo corto de tu rival, sino será cómodo para tus rivales superarte al no apretar por abajo.

A nivel profesional todos los jugadores tienen una volea espectacular pero quizás en esta faceta destacan los mejores jugadores del mundo, como el jugador de Head Fernando Belasteguín, Pablo Lima, el jugador de Drop Shot Juan Martín Díaz o el gran Sanyo Gutiérrez.

volea-sanyo

Los habituales fallos en la volea son varios:

  • No tener las manos altas al esperar la pelota y los pies activos, es decir, la posición de volea debe ser siempre activa y con la pala alta, pues el tiempo que se pierde en levantar la pelota puede suponer un buen impacto o no.
  • Coger la pelota detrás. Muchas veces la queremos golpear muy fuerte, por lo que armamos demasiado y el punto de impacto al final es detrás, lo cual genera que la pelota no tome el peso adecuado y que nuestras articulaciones sufran.
  • Muñequear en la volea es posiblemente la mayor causa de lesión en el pádel, en un altísimo porcentaje, las lesiones en antebrazos y codos derivan de problemas técnicos y mucha culpa es de muñequear en la volea.
  • Golpear con las caras de la pala demasiado orientadas ya sean hacia abajo como hacia arriba, con lo cual la pelota o no supera la red en el primer caso o va directa al cristal con una volea que sale muy alta.
  • Una correcta volea es cuando equilibramos el cuerpo en el momento del golpeo, es decir, si vamos a una volea de revés adelantando el pie derecho y si vamos a una volea de derecha adelantando el pie izquierdo que nos dará peso y colocación en el golpeo. Por lo que muchas veces los pies son el gran error de nuestra volea, salvo falta de tiempo de reacción debemos tratar de evitar los pies en paralelo.
  • La distancia con la red suele ser también un problema habitual, sobre todo en los cambios de nivel, pues es común ver a aficionados muy pegados a la red o muy lejos, con lo cual cuando se cambia el ritmo de bola o el nivel de los golpes; suelen comerse la pelota. Esto ocurre cuando están muy encima de la red o le cojen fácilmente el hueco de los pies con chiquitas.
  • Nunca dejes caer la pelota porque siempre es más complicado pasar la red en el momento que empieza a bajar, salvo que sea en una volea alta y estés bien colocado.

A continuación vamos a analizar las voleas desde diferentes tipos según diferentes variantes de análisis:

Según el golpeo:

  • Volea de revés, habitualmente los buenos jugadores en amateur suelen manejarla bien pero también es cierto que es donde los rivales suelen buscar para evitar ser atacados. Por lo general una buena defensa es cargar tu juego defensivo sobre la volea alta de revés de tu rival.

  • Volea de derecha, es el golpe natural para la mayoría de jugadores, con el que se suele atacar, normalmente si la coges delante y ves el golpeo la pelota suele salir con más velocidad que la de revés.

Según la técnica o efectos:

  • Volea liftada.

Es un golpe de arriba hacia abajo, una volea definitiva, poco habitual, ya que sólo se hace sorpresivamente, lo que se busca es velocidad en la pelota en un momento determinado para sorprender a los rivales que no se esperan ese golpe y no reaccionan a salir. En el pádel profesional es un recurso y hemos visto a jugadores como Silingo trayéndose bolas para su campo con una bolea liftada.

  • Volea plana.

Es un golpe sin efecto, sin demasiada complejidad y dónde se evitan riesgos, pero también es cierto que es la bola más fácil de defender, en donde no sorprendes al rival. Con cierto nivel es raro ver una volea plana, pero en los inicios es una bola que no presenta demasiado problema y supone no errar.

  • Volea cortada

La volea habitual en el pádel, lo que se trata es que el rival defienda lo más cerca del cristal y que la pelota rebote lo menos posible para no permitir al rival que salga cómodo de esta posición. La cara de la pala va más abierta como podemos ver en el vídeo de Hugo Cases.

  • Volea de bloqueo

Es la volea que utilizamos cuando nuestros rivales nos atacan ya sea con una bajada de pared, un remate o una defensa al cuerpo y por la velocidad de la pelota no podemos atacarla y para seguir en posición de ataque bloqueamos el golpe controlando la situación. Es importante tener los brazos un poco flexionados y agarrar la pala con firmeza. En el siguiente vídeo Juan Martín hace de la volea de bloqueo una volea de recreo pero por algo es el “Mago”.

Según altura:

  • Volea alta

La típica volea que tenemos que levantar mucho el brazo, es una volea que muchos confundimos atacándola y muchas veces es erróneo lo que nos hace fallar pues generalmente es una altura superior a lo atacable, por lo general es interesante hacer un golpe de transición y seguir el punto.

  • Volea baja

Es la volea que golpeamos por debajo de la red, por lo que debemos tratar de superar la red y colocar la bola lo más cerca del cristal posible sin levantar demasiado la parábola pues el rival puede buscar justamente que la levantes para fulminarte con un contraataque.  Se suele tener que hacer ante defensas de golpes liftados lentos con chiquitas

  • Volea normal

Es la volea que debemos tener muy automatizada, pues generalmente es la que debemos utilizar con mayor destreza y dónde más podremos preparar el punto o concluirlo en el mejor de los casos, es la pelota que te queda a la altura óptima.

Según dirección:

  • Volea a la verja

Es la volea más efectiva que hay pero con más riesgo por las distancias con las verjas y la orientación del cuerpo hace que el golpe no sea tan natural y se incremente el número de fallos. En el pádel profesional vemos jugadores como Bela, Lima o Juan Martín Díaz que juegan a un ritmo muy alto y en un altísimo porcentaje de acierto a la verja. Provoca que el rival dude siempre a la hora de devolverla un posible mal rebote.

  • Volea al fondo

Es la volea habitual de seguridad, que contrae menos riesgo por distancia y es la que por lo general debemos jugar para evitar fallos innecesarios.

  • Volea dejada o corta

Es una volea que busca sorprender al rival, que tendrá que arrancar, es bueno hacerla cuando el rival está a contrapié o muy pegado atrás. Muchas veces no tenemos que hacer dejada, podemos hacer voleas cortas contra jugadores que vemos que están muy cómodos defendiendo y no salen de esa posición para variar las situaciones sin que pasen a atacar.

¿Cómo mejorar la volea?

¿Hace poco que has comenzado a practicar pádel y quieres mejorar notablemente tus habilidades con las palas? Si es así, una de las cosas en las que debes trabajar es en la volea, ya que es uno de los golpes más importantes y fundamentales en el juego. Con ella realizamos nuestro ataque.

Por eso, si perfeccionamos aquella conseguiremos nuestro objetivo: convertirnos en un rival duro sobre la pista.

603892_10151951225360879_1644952644_nEn Padelmanía queremos ayudarte a alcanzar tu propósito y por esta razón te ofrecemos algunos fáciles consejos que te serán de gran utilidad:

Posición correcta de la pala. Manténla siempre a la altura de tu pecho para que puedas responder con rapidez a la bola. Intenta, además, que la punta de la raqueta siempre esté hacia arriba.

Utiliza la mano de apoyo. En cualquier volea, y especialmente en el revés, es importante que empleemos aquella pues será la manera de que el mencionado golpe siga la dirección deseada y nos dé la fuerza y equilibrio que queremos.

Tranquilidad. No te precipites, disponte a ejecutar el golpe con templanza y frialdad, aunque preveeas una bola fácil.

Muévete rápido.  No esperes a que la bola vaya a ti, ya que no podrás imprimir fuerza y técnica al golpeo. Cuando la bola se esté aproximando, golpeala lo más rápido posible por delante del cuerpo.

Estos son algunos de los consejos que te pueden ser de mayor utilidad a la hora de conseguir mejorar este golpe que nos ocupa. No obstante, no olvides que sólo concentrado podrás realizar las voleas que necesitas para derrotar a tu contrincante.

Ganar desde la red: la volea

Volear con eficacia no está al alcance de cualquiera. La volea, tipo de golpe realizado cerca de la red antes de que la pelota bote en el suelo, requiere entrenamiento y paciencia. Su técnica no es de las más sencillas: es importante aprender cuidadosamente los movimientos, la trayectoria que el brazo debe seguir para conseguir el efecto deseado. Pese a ser un golpe complejo, sus resultados son definitivos para un partido: la volea es uno de los golpes que más puntos ganadores consigue.

Primera regla para una buena volea: la posición. Al igual que hacemos cuando golpeamos desde la línea de fondo, piernas abiertas ligeramente semiflexionadas y posición frontal, de cara a la red. Hay que prestar especial atención a la postura de la pala: no conviene dejarla caer demasiado, ya que la volea es un golpe que se ejecuta en un corto periodo de tiempo y debemos estar preparados para responder.  Como los golpes de fondo, puede ser de dos tipos: de derecha o de revés. Sin embargo, la empuñadura no cambiará en ningún caso. Una buena opción para este golpe es una empuñadura continental (sujetar la pala como un martillo).

Se trata de un golpe que exige una concentración óptima en todo momento: requiere movimientos ágiles, dada la cercanía con la red. Cuando la bola se aproxime, hay que ser rápido: conviene golpear la bola siempre por delante del cuerpo para conseguir una buena colocación y potencia. Si esperamos a que la bola venga a nosotros, no podremos imprimir la técnica que deseamos. Llegada la hora de golpear, hay que dar un paso al frente y echar nuestro peso hacia delante para imprimir más fuerza al golpe.

Una de las grandes ventajas de la volea es la posibilidad de imprimir efecto a tus golpes. Cuando el rival esté demasiado lejos de la red, un efecto cortado te ofrecerá la oportunidad perfecta para que no pueda devolver tu golpe.  En definitiva, si sigues bien las indicaciones (es recomendable pasar por las manos de un monitor especializado que te enseñe a ejecutar este golpe correctamente), tendrás en tu mano la posibilidad de golpear una bola ganadora.