Archivo de la etiqueta: táctica padel

Subir a la red… ¿o quedarse en el fondo?

Desde que nos iniciamos en la práctica del pádel, siempre se nos comenta que hay que subir y bajar con el compañero y que hay que tratar de mandar a los rivales a la defensa para pasar tú a atacar en la red.

Esto es cierto, cuantas más ocasiones ganes la red estarás más veces atacando. Y a su vez, aunque erróneamente podemos pensar que tendremos más opciones de ganar, pero esto no es así. Aunque sí es verdad que lo normal es que nos divirtamos más atacando y realizando estrategias aunque sean defensivas siguiendo la teoría. Es decir, si jugamos en la pista en el fondo sin subir, probablemente nos lo pasaremos peor que si subimos y luchamos por tener la iniciativa.

agustin-gomez-silingo-cristian-gutierrez-escalonados

Lo lógico es siempre tratar de ganar la red, pero hay ocasiones en las que no es lo más importante o lo ideal. Vamos a tratar de comentar algunas de las ocasiones en el que en el pádel amateur podemos utilizar estrategias diferentes:

1. Cuando tus rivales tienen una bajada de pared impresionante o muy superior a lo que tú eres capaz de bloquear. En ese caso prueba a quedarte atrás y ver si puedes defender desde el fondo de la pista. Normalmente la pelota aun se complicará más pero en ocasiones serás capaz de devolverla y puede ser una gran solución. En estos casos, nunca hagas un globo, sobre todo si tu compañero está en la red, pues además de darle la opción de ganar la red a tus rivales, es posible que vendas a tu compañero y sin quererlo, probablemente se pueda llevar un pelotazo por tu acción. Lo ideal es defender por abajo sin demasiado ritmo para poder ganar la red y en el peor de los casos, no destrozar a tu compañero. Si puedes mándala a tu cruzado pues tu compañero podrá defender mejor la red con su paralelo.

2. Cuando juegas contra el típico rival “devuelve bolas” y que casualmente suele devolver todo con globos. Cuando sufres mentalmente con estos rivales, es a veces positivo -estratégicamente hablando- quedarte atrás o incluso un poco más atrás, pues no tendrás que ir hacia atrás en cada bola; consiguiendo estar preparado para hacer una bandeja o un remate según lo que decidas. De esta manera, los globos, que además suelen ser buenos, podrás atacarlos.

sanyo-gutierrez

3. Cuando ves a tu compañero vendido en la volea y tu estás pegado al cristal, esto puede suceder por varias razones: porque no bajó a un buen globo que te hicieron, porque no subiste a una bola que él aprovechó para subir o porque dejaste pasar una pelota que podrías haber atacado sin botar para seguir adueñado de la red. En estos casos normalmente hay dos opciones. La primera es similar a la solución que dimos con la bajada de pared, tirar la bola a tu cruzado a la volea sin mucha intensidad para subir a la red si no suben tus rivales o para cogerle los pies en caso de que hayan decidido ganar ese hueco. Así, además como comentábamos, permites a tu compañero poder defenderse. La segunda opción es, si tus rivales están rápidos y ven la indefensión de tu compañero subiendo y ganando la red, tendrás el globo, pero este debe ser seguro, superando a tus rivales; pues sino tu compañero quedará indefenso. Este golpe solo lo debes hacer si estás muy cómodo y seguro del resultado.

4. Cuando tras un buen globo, ves la pelota que le queda para bajada de pared de tu rival. Sin ser el mismo caso que el de la bajada de pared “perfecta”, puedes optar por quedarte atrás. Incluso los dos compañeros, pues esto en el nivel amateur causa gran confusión y puede provocar un fallo completamente innecesario, ya que el jugador se queda sin referencia y no es raro ver que las pelotas se queden en la red.

Otra opción es la chiquita, pero sobre todo cuando tu compañero o tú mismo ves que tus rivales suben a la red. Una chiquita con mucho control puede hacer que tu compañero o incluso tú podáis ganar el punto.

majo-mapi-bandeja-star-vie-star-vie

5. Cuando tienes un rival que defendiendo te la mete con facilidad y acierto siempre a la verja. Esto sucede mucho cuando juegas contra el típico zurdo que, con su derecha, a la que no estás acostumbrado: te la cuela seguido una vez que estás en la red o estás subiendo a la red. De esta manera, quedándote atrás le “taparás” uno de sus golpes “letales” y le harás pensar, causándole muchos problemas, incluso provocándole muchos fallos.

Por el contrario y en relación a lo ya comentado, debes evitar hacer globos cortos o tirársela a la volea a tu paralelo cuando tu compañero está en la red, ya que puede sorprender sin demasiado riesgo en la espalda de tu compañero.

En el pádel profesional todo cambia, y lo cierto es que juegan a otro deporte, siendo muy habitual ver a los compañeros separados arriba y abajo.

La nevera en el pádel: ¿tema tabú?

La nevera en pádel es una táctica con mala fama pero muy habitual. Se entiende cuando en el desarrollo de un partido se centra en el juego sobre un jugador de la pareja, es decir, los jugadores de un lado de la pista únicamente deciden jugarle a uno de sus rivales, logrando de esta manera que su rival no entre en juego, enfriándolo, por esto último recibe el nombre de nevera.

nevera

Fuente imagen: Manzasport

En el siguiente vídeo, vemos como le hacen la nevera a Maxi Grabiel, que resuelve con cabeza y tranquilidad:

La nevera tiene mala fama, pero es cierto que en cualquier deporte la idiosincrasia de la competición hace que sea vital buscar los puntos débiles del rival para tratar de vencerlo. Es decir, si en un deporte colectivo localizas una debilidad del equipo contrario, vas a por ella. En el pádel sucede lo mismo, al ver una debilidad en la pareja contraria, azotas en ese lado siempre y cuando puedas.

Es importante este último punto ya que muchas veces entras con la idea clara ya pensada de hacer una nevera pero hay que valorar que con esta estrategia tu juego se ve condicionado y es probable que tus errores no forzados aumenten. 

Y es que no es fácil hacer la nevera. Por eso es importante la concentración y elegir en qué momento debes hacerla, que por lo general será más complicado para el rival que debe jugar en paralelo y por tanto debe evitar el cruzado que resultaría más cómodo.

Dependiendo de tu nivel puede ser más o menos interesante realizarla. Es decir, no tiene mucho sentido en gente de iniciación evitar el juego de un rival muy superior, ya que con casi toda probabilidad perderás igualmente y sin embargo pierdes la oportunidad de medirte a alguien mejor y seguir mejorando.

Tipos de nevera

Hay veces que la nevera se realiza al revés, cargando el juego sobre un rival teóricamente superior a su compañero. Esto puede darse por varias razones: por falta de tensión del jugador superior, por estrategia para poner nervioso al “bueno” o porque el “malo” realmente no es peor ya que es un “metebolas” y defiende estupendamente provocando tus errores. Esta estrategia no suele verse pero sí que tiene mucho éxito, a veces el “bueno” no se lo espera y esto aumenta su nerviosismo e inseguridad.

Incluso hay un tipo, que suele ser el realizado en las “pachangas”, en el que se hace la nevera al malo, para que haya partido porque hay mucha diferencia entre los 3 de la pista y él.

Otro caso de nevera es el que resulta de la forma de jugar del contrario. Muchas veces un jugador juega siempre en cruzado desde la derecha y en paralelo desde el revés o todo cruzado siempre desde el revés haciendo australiana. Esta forma de jugar no es la ideal, pues muchas veces le harás la nevera sin querer al “malo”.

También es habitual y esto lo vemos mucho en los profesionales, hacer distinta nevera en ataque y en defensa, es decir, usar una nevera mixta o combi, por ejemplo, en ataque buscar al menos agresivo y en defensa todo al más ofensivo.

Cuando tratas con “profesionales de la nevera”, es decir, gente muy habituada a hacerla y los rivales están muy desnivelados, seguramente aplicarán un nivel máximo de esta estrategia pasando de nevera al conocido congelador. En este caso, el jugador “enfriado” no tocará ni una pelota.

Cómo evitar la nevera

  • Lo primero y más sensato, no juegues con un compañero muy inferior a ti si no quieres sufrirla o muy superior si no quieres recibir todo el juego. Es decir, normalmente las neveras en torneos se dan por culpa de los que la reciben, ya que participan con parejas muy descompensadas y esto hace que los rivales tengan clara la estrategia.
  • Lo segundo, cuando ya se está sufriendo la nevera, el jugador que recibe todas las pelotas debe jugar en paralelo para evitar la nevera aplicada a su compañero. Además cuando tus rivales están en la red, lo ideal es el globo lento para obligar el juego cruzado.

  • Jugar más retrasado en la pista hace que participes más, por lo que si te adelantas, hay veces que jugarán a tu compañero para tratar de ganar la red.
  •  Cuando juegas en exterior o indoor con techos muy altos, no es mala situación jugar “glokitos” pues así no te podrán atacar con comodidad e incluso meterán la pelota hacia tu compañero cuando sea la opción con menos riesgo.
  • La chiquita es otra opción interesante, pues por lo general volverán a jugar en cruzado o generarás ciertas dudas en tus rivales. Lo ideal es que trates de cambiar la estrategia pensada por tus rivales para que les surjan dudas.
  • La comunicación es fundamental, por tanto, debéis tratar de llegar a una solución estratégica entre ambos compañeros.

Pautas para el que sufre la nevera

  • Cada vez que entres en juego, si entras, evita el riesgo y evita el nerviosismo, todos tus golpes deben ser inteligentes y sin mostrar inseguridad, pues tu compañero no debe sentir esa tensión ya que provocará más errores en su juego.
  • Algunas veces nuestros compañeros no se dan cuenta de esa estrategia, por lo que es necesario comentárselo sin molestarlo para evitar sus fallos. Con asertividad puedes guiar el juego con una estrategia que trate de evitar la nevera.
  • Nunca debes acelerarte, puesto que esto hará que esa bola que toques la falles. De la misma manera que debes estar concentrado en el partido y no pensar en otras cosas, pues es inevitable que haya ocasiones en las que entres en juego y sin concentración o estando estático, vas a fallar.
  • Cuando participes, juega todo en cruzado, sino fomentarás que vuelvan a cargar sobre tu compañero y en la medida de lo posible, debéis hacer vosotros también la nevera, para tratar de equilibrar la estrategia.

La nevera es una táctica más en el pádel, válida siempre y cuando la necesites para ganar. Y decimos esto ya que muchas veces se aplican neveras innecesarias en un partido sin sentido, es decir, la pareja que aplica la estrategia es infinitamente superior a sus rivales y esto significa que no hay que enfriar a nadie para ganar, por lo que no tiene sentido negarle la participación a un jugador.

En el mismo sentido no tiene sentido en una pachanga, la nevera es una estrategia de competición y aunque a todos nos gusta ganar, si juegas una pachanga es para mejorar y para pasarlo bien, además de que la pista la pagan 4, así, de esta manera es un sin sentido jugar una pachanga con un jugador al que no le vas a tirar una pelota, es decir, ir a jugar al pádel para pasarlo bien y no tocar una pelota no es plato de buen gusto para nadie.

Como comentábamos no es fácil hacer una nevera por lo que sólo debes hacerla si no tienes un mal día y evitando el riesgo lo máximo posible.

Conoce a tu rival

En pádel no basta solo con realizar una buena ejecución técnica y saber moverse en la pista. Existe otro factor muy importante que también hay que tener en cuenta a la hora de afrontar un partido, la táctica a seguir frente al rival.

Establecer una táctica previa y conocer al rival puede ser decisivo para ganar un partido. 

Hay que saber que no hay ningún oponente igual y que cada uno posee una serie de características técnicas y tácticas que definen su juego. Descubrirlas y adelantarnos a sus movimientos debe ser uno de nuestros objetivos. Para ello debemos percibir y analizar minuciosamente todos los detalles y, aunque parece sencillo, necesitamos tener algo de experiencia para saber interpretarlos bien.

Benicassim

Existen una serie de factores que nos pueden resultar de gran ayuda y, probablemente, el mejor momento para percatarnos de ellos sea en el calentamiento. Si esperamos a que comience el partido, puede uqe sea demasiado tarde. Toma nota.

Cualidades físicas. Conocer sus puntos físicos fuertes es importante, si destaca por fuerza, velocidad o agilidad. En base de eso podemos crear una estrategia que llegue a desgastarle físicamente.

Estatura. Aunque parece algo sin importancia, saber su altura nos permite elegir el golpe perfecto para desequilibrarle.

Zurdo o diestro. Si es zurdo estará colocado en el lado derecho de la pista, lo que significa que ambos jugadores tendrán la posibilidad de atacar y conseguir puntos ganadores.

Movimientos de piernas y brazos. Saber su agilidad a la hora de desplazarse y moverse por la pista nos desvelaría su nivel de juego.

Ataque o defensa. Percatarse de la posición que le es menos cómoda al jugador y, de esta manera, utilizarla en su contra.

Efecto y golpe utilizado. Si vemos que repiten con frecuencia un golpe o efecto, podemos anticiparnos a las jugadas.

Manejo en los rebotes de pared. Otro factor importante. Dependiendo de su destreza a la hora de afrontar este tipo de situaciones, debemos darle una potencia u otra a nuestros golpes.

Utilización del revés. Hay jugadores que no dominan este golpe e intentan evitarlos, lo cual sería una oportunidad para nosotros.

Esto son solo algunos de los factores a tener en cuenta. Con la experiencia irás descubriendo otros y perfeccionando la percepción de los que ya conoces. No olvides mejorar tus habilidades y movimientos para convertirte así en un rival difícil de analizar.