Archivo de la etiqueta: quedar en el fondo pádel

Subir a la red… ¿o quedarse en el fondo?

Desde que nos iniciamos en la práctica del pádel, siempre se nos comenta que hay que subir y bajar con el compañero y que hay que tratar de mandar a los rivales a la defensa para pasar tú a atacar en la red.

Esto es cierto, cuantas más ocasiones ganes la red estarás más veces atacando. Y a su vez, aunque erróneamente podemos pensar que tendremos más opciones de ganar, pero esto no es así. Aunque sí es verdad que lo normal es que nos divirtamos más atacando y realizando estrategias aunque sean defensivas siguiendo la teoría. Es decir, si jugamos en la pista en el fondo sin subir, probablemente nos lo pasaremos peor que si subimos y luchamos por tener la iniciativa.

agustin-gomez-silingo-cristian-gutierrez-escalonados

Lo lógico es siempre tratar de ganar la red, pero hay ocasiones en las que no es lo más importante o lo ideal. Vamos a tratar de comentar algunas de las ocasiones en el que en el pádel amateur podemos utilizar estrategias diferentes:

1. Cuando tus rivales tienen una bajada de pared impresionante o muy superior a lo que tú eres capaz de bloquear. En ese caso prueba a quedarte atrás y ver si puedes defender desde el fondo de la pista. Normalmente la pelota aun se complicará más pero en ocasiones serás capaz de devolverla y puede ser una gran solución. En estos casos, nunca hagas un globo, sobre todo si tu compañero está en la red, pues además de darle la opción de ganar la red a tus rivales, es posible que vendas a tu compañero y sin quererlo, probablemente se pueda llevar un pelotazo por tu acción. Lo ideal es defender por abajo sin demasiado ritmo para poder ganar la red y en el peor de los casos, no destrozar a tu compañero. Si puedes mándala a tu cruzado pues tu compañero podrá defender mejor la red con su paralelo.

2. Cuando juegas contra el típico rival “devuelve bolas” y que casualmente suele devolver todo con globos. Cuando sufres mentalmente con estos rivales, es a veces positivo -estratégicamente hablando- quedarte atrás o incluso un poco más atrás, pues no tendrás que ir hacia atrás en cada bola; consiguiendo estar preparado para hacer una bandeja o un remate según lo que decidas. De esta manera, los globos, que además suelen ser buenos, podrás atacarlos.

sanyo-gutierrez

3. Cuando ves a tu compañero vendido en la volea y tu estás pegado al cristal, esto puede suceder por varias razones: porque no bajó a un buen globo que te hicieron, porque no subiste a una bola que él aprovechó para subir o porque dejaste pasar una pelota que podrías haber atacado sin botar para seguir adueñado de la red. En estos casos normalmente hay dos opciones. La primera es similar a la solución que dimos con la bajada de pared, tirar la bola a tu cruzado a la volea sin mucha intensidad para subir a la red si no suben tus rivales o para cogerle los pies en caso de que hayan decidido ganar ese hueco. Así, además como comentábamos, permites a tu compañero poder defenderse. La segunda opción es, si tus rivales están rápidos y ven la indefensión de tu compañero subiendo y ganando la red, tendrás el globo, pero este debe ser seguro, superando a tus rivales; pues sino tu compañero quedará indefenso. Este golpe solo lo debes hacer si estás muy cómodo y seguro del resultado.

4. Cuando tras un buen globo, ves la pelota que le queda para bajada de pared de tu rival. Sin ser el mismo caso que el de la bajada de pared “perfecta”, puedes optar por quedarte atrás. Incluso los dos compañeros, pues esto en el nivel amateur causa gran confusión y puede provocar un fallo completamente innecesario, ya que el jugador se queda sin referencia y no es raro ver que las pelotas se queden en la red.

Otra opción es la chiquita, pero sobre todo cuando tu compañero o tú mismo ves que tus rivales suben a la red. Una chiquita con mucho control puede hacer que tu compañero o incluso tú podáis ganar el punto.

majo-mapi-bandeja-star-vie-star-vie

5. Cuando tienes un rival que defendiendo te la mete con facilidad y acierto siempre a la verja. Esto sucede mucho cuando juegas contra el típico zurdo que, con su derecha, a la que no estás acostumbrado: te la cuela seguido una vez que estás en la red o estás subiendo a la red. De esta manera, quedándote atrás le “taparás” uno de sus golpes “letales” y le harás pensar, causándole muchos problemas, incluso provocándole muchos fallos.

Por el contrario y en relación a lo ya comentado, debes evitar hacer globos cortos o tirársela a la volea a tu paralelo cuando tu compañero está en la red, ya que puede sorprender sin demasiado riesgo en la espalda de tu compañero.

En el pádel profesional todo cambia, y lo cierto es que juegan a otro deporte, siendo muy habitual ver a los compañeros separados arriba y abajo.