Archivo por meses: abril 2015

¿Ayudan las bebidas energéticas durante la práctica de pádel?

Mantener el cuerpo hidratado hace que éste se mantenga sano, rinda mejor y se mantenga mucho más activo durante todo el día. Y también es muy importante a la hora de hacer ejercicio porque permite que el cuerpo pueda ejercitarse sin que los músculos ni el organismo se resientan con la pérdida de líquidos. Por eso es importante hidratarse no sólo durante la práctica del deporte, sino también antes y después.

Consecuencias de la deshidratación

El cuerpo se resiente rápidamente con la falta de agua en el organismo y por eso es importante beber líquido si se hace ejercicio. Al sudar, se eliminan líquidos y si no se pone remedio pronto puede aumentar la temperatura corporal y pueden sufrirse dolores de cabeza, calambres y un agotamiento extremo. Si la actividad física no finaliza o el cuerpo no se hidrata podrían sufrirse incluso desvanecimientos.

botella-de-agua-embotellada_19-135736

La hidratación en el pádel

Aunque se practica durante todo el año, lo cierto es que la mayoría de torneos amateur suelen tener lugar en los meses más calurosos, durante la primavera y el verano. Para evitar la deshidratación es importante vestir ropa adecuada que no nos haga sudar más de la cuenta durante todo el tiempo que dure el partido. De esta forma, conseguiremos que la temperatura del cuerpo se regule de manera más rápida y eficaz.

Para ayudar, es importante beber agua y bebidas isotónicas que ayuden a reponer minerales y azúcares. Si una o dos horas antes de comenzar el ejercicio tomamos líquidos, ayudaremos al organismo con esta reserva de energías. Después, es fundamental mantener una botella cerca para beber siempre que se pueda. Es importante no esperar a que haya sed y aprovechar los tiempos muertos o descansos para beber pequeños sorbos.

Si hay un calor excesivo en el ambiente tendremos que bajar la intensidad del deporte y ayudarnos con paños empapados en agua. Así se evita que el cuerpo tenga que producir un sudor extra.

Después del partido hay que continuar bebiendo, ya sea agua o bebidas isotónicas para que el cuerpo recupere líquidos rápidamente. Así conseguiremos aportar al organismo los nutrientes perdidos durante la práctica del ejercicio.

Bebidas isotónicas o energéticas

Hay quienes en lugar de agua prefieren utilizar bebidas isotónicas. Son una buena opción porque permiten recuperar nutrientes, azúcares y minerales de una manera rápida. Deben tomarse a pequeños sorbos y de manera continuada, ya que beber una gran cantidad de un solo trago puede ser contraproducente. Aunque fría parece mucho más refrescante, no conviene beber hielo porque tardará más en llegar al torrente sanguíneo.

492903961-bebidas-deportivas

En el mercado hay otros productos, como las bebidas energéticas, que normalmente contienen elementos naturales como la taurina, la cafeína o el guaraná. Aunque son ingredientes de origen vegetal y en una dosis pequeña ayudan al cuerpo a tener más energía, un uso excesivo podría tener efectos contrarios a lo que se pretende, acelerando la deshidratación y produciendo calambres y otras molestias en el cuerpo. Por eso es mucho más eficiente una hidratación constante durante todo el día.

El remate en el pádel

Uno de los golpes más potentes y precisos en el pádel es el remate o smash de definición. Éste golpe es muy técnico y, por tanto, muy difícil de dominar en jugadores amateurs. Sin embargo, una vez que se consigue la definición y el golpe perfecto, es muy útil, ya que puede ayudarnos a resolver el punto, trayendo la pelota hasta nuestro terreno de juego de una manera rápida y eficaz.

gutierrez 1

Cómo ejecutar el remate

Este golpe se suele realizar cuando el jugador está en la red. Es un golpe alto que consigue hacer que la pelota vuelva a nuestro campo.

Para ejecutar el remate, debemos conseguir que los rivales estén en el fondo de su campo, para golpear la pelota con definición. Deberemos apuntar al fondo de la pared contraria y en línea recta para que el golpe sea mucho más preciso.

Cómo mejorar el remate

Ejecutar el remate es complicado, tanto por la posición del cuerpo como por la precisión que este golpe requiere. Por eso es importante tener clara la técnica de este movimiento para repetirlo en los entrenamientos una y otra vez antes de intentar jugarlo en un partido.  Para conseguir la fuerza necesaria en el golpe, lo fundamental es impactar en el punto más alto y con la fuerza precisa. Por eso, entrenar el tren superior es básico para tener la musculatura desarrollada y poder imprimir en el golpe la fuerza necesaria. También es importante saber cómo hay que guiar la fuerza del cuerpo, ya que no se debe golpear con el brazo solamente, sino transmitiendo la fuerza desde todo el cuerpo.

Hay diversos ejercicios que podemos realizar, tanto con una pareja como en solitario, para ejercitar el cuerpo y practicar el remate con intensidad. Además de la pala y la pelota de pádel, puedes utilizar otros instrumentos deportivos como un balón medicinal o una mancuerna.

Errores más comunes

La dificultad técnica del golpe hace que los jugadores tarden en llevarlo a cabo con precisión. Hay quienes al ejecutarlo cometen el gran error de imprimir demasiada fuerza, en vez de centrarse en la velocidad del movimiento. Impactar muy atrás también es un fallo, la bola parecerá pesada y se perderá velocidad. Por último, un error bastante común es no golpear la bola en la posición correcta al no girar la muñeca en el momento adecuado, lo que hace que la dirección en la que cae sea muy diferente a la que se buscaba en un principio.

Lo importante en el remate es conseguir dominarlo con precisión y no abusar del mismo para poder sorprender al rival en nuestros golpes y ganar los puntos precisos en cada partido.