Archivo por meses: enero 2015

Las lesiones más típicas de los jugadores de pádel: ¿por qué ocurren?

Al igual que en la práctica de cualquier otro deporte, al jugar al pádel nos exponemos a que sucedan lesiones. Si hacemos un buen calentamiento previo, tenemos unos buenos hábitos deportivos y utilizamos un equipamiento de calidad, las lesiones no deberían aparecer. Sin embargo, no siempre se cumplen todas las condiciones favorables para practicar este deporte. ¿Quieres saber cuáles son las más habituales y por qué se producen? Sigue leyendo y aprenderás a evitarlas durante la práctica de tu deporte favorito.

Fascitis plantar

La fascia del pie es una zona elástica ubicada en la planta que ayuda a amortiguar el peso al caminar. Si  no estamos acostumbrados a practicar deporte habitualmente o si llevamos un calzado inadecuado, puede producirse una inflamación en esta zona. Es lo que se conoce como fascitis plantar y puede llegar a producir un dolor que incapacita a la persona.

Sin embargo, hasta los mejores jugadores de pádel, como el número 1 del mundo Fernando Belasteguín, han llegado a padecer esta lesión. Aquellos que practican deporte de forma regular tienen muchas posibilidades de padecer fascitis plantar debido a los movimientos, saltos e impactos contra el suelo. En el caso del pádel, se produce por el constante movimiento de los pies en la posición de la pista para estar siempre preparados ya que este hecho genera mucha tensión en la planta.

fascitis

Se recomienda prevenirla con un estiramiento de la planta del pie después del partido, tirando de los dedos y el antepié hacia nosotros (con la mano o con la ayuda de una toalla) durante aproximadamente 20 segundos.

Hay que tener especial precaución, ya que conforme va pasando el día y el pie va entrando en calor el dolor va remitiendo, con lo que podemos esta forzando esta zona estando lesionada y, por tanto, perjudicando aún más la lesión. Se debe prestar atención al calzado que utilizamos y evitar las zapatillas inadecuadas.

Tendinitis en el hombro

La tendinitis es muy común ya que los movimientos repetitivos hacen que los músculos y los tendones tengan que hacer un esfuerzo extra. En los jugadores de pádel ocurre lo mismo, sobre todo en el tren superior que es el que más se fuerza. La tendinitis del puede llegar a limitar algunos movimientos del brazo.

hombroA menudo se produce por un aumento muy significativo del nivel de la actividad o por participar en sesiones de entrenamiento demasiado largas, sin los descansos recomendados. También es común que se produzca en jugadores novatos que desconocen la técnica en determinados golpes, sobre todo de bandeja y pegada, en los que se requiere mayor velocidad y potencia.

Para prevenirla se recomienda moderar la duración y controlar la modificación progresiva del nivel de actividad en los entrenamientos y calentar antes de jugar y estirar después.

Codo de tenista

Lo que se conoce como codo de tenista no es más que otro tipo de tendinitis, esta vez, situada en la articulación del codo. Este problema aparece como consecuencia de malas prácticas de los jugadores que usan en exceso la extensión de la muñeca, es decir, que realizan repetitivos movimientos de esta articulación en extensión, transmitiendo una fuerza ascendente a tendones y epicóndilo, y provocando con el tiempo, dolor en el mismo.

EpicondilitisPadel

El “jugador tipo” que sufre este tipo de problemas suele ser aquel que nunca ha recibido clases técnicas de pádel y empiezan a jugar partidos sin tener del todo adquirida la técnica básica del pádel. Y entre ellos, es más frecuente en aquellos que tienen un juego agresivo en el que la fuerza es su prioridad.

Es importante no sobrecargar la zona y evitar movimientos forzados de muñeca; además de escoger una pala con el tamaño del puño adecuado y colocar la empuñadora correctamente. Se recomienda la empuñadura llamada continental, que consiste en agarrar la pala como si fuésemos a clavar con ella algo en el suelo. Es una empuñadura intermedia que favorece el revés y la volea, los movimientos más viciados con la muñeca.

Desgarros musculares

Un desgarro muscular supone la rotura de las fibras a causa de un mal calentamiento. Suele producirse cuando el músculo se contrae después de haberse estirado demasiado. Esta es una lesión que, aunque puede producirse en cualquier momento, suele aparecer al principio de la actividad, cuando no se ha calentado bien, o bien cuando se lleva jugando demasiado tiempo y los músculos están extenuados. Es importante que al notar este dolor brusco se detenga inmediatamente toda la actividad para no empeorar la lesión.

36

Ante cualquier molestia jugando al pádel es importante acudir a un médico que pueda evaluar la lesión. Siguiendo sus indicaciones y con la ayuda de un fisioterapeuta es posible mejorar rápidamente y volver a jugar este deporte. Eso sí, cambiando los hábitos para evitar una nueva lesión.

Las mejores palas para ellas

Para jugar al pádel es fundamental tener una pala adecuada al estilo de juego. Por eso no se recomienda que los jugadores compartan pala, porque cada uno tendrá unas características de juego distintas. Al igual que en otros deportes, en el pádel también hay un equipo diferenciado para hombres y mujeres. En este caso la diferencia va más allá de un diseño estético. 

jugadora

Cómo elegir nuestra pala ideal

A la hora de elegir una pala tenemos que tener en cuenta varios detalles.

En primer lugar, el nivel de juego que tenemos. Para una jugadora ocasional lo mejor es escoger una pala de nivel principiante o intermedio con la que ir aprendiendo hasta que hayamos dominado la técnica. Será entonces el momento de cambiar a otra más profesional.

Pero no sólo tendremos en cuenta eso, sino también su forma: de lágrima, diamante o redonda, según lo que busquemos. Si queremos mucho control (algo muy recomendable en jugadores principiantes), debemos buscar una pala redonda, ya que éstas tienen el punto dulce amplio. Así la zona óptima de golpeo será más grande. Si, por el contrario, necesitamos más potencia, debemos buscar una pala con forma diamante y un punto dulce más pequeño que, al golpearlo, proporciona gran salida de bola.  Las palas con forma de lágrima aportan un equilibrio perfecto entre control y potencia.

El peso de las palas. -independientemente de los añadidos que se le puedan poner después como el overgrip o un protector, las palas para mujeres son mucho más ligeras y su peso oscila entre los 350 y los 380 gramos. Concretamente, se recomiendan palas de entre 355-365 gramos para mujeres con una constitución normal y palas de entre 365-375 gramos para mujeres de constitución fuerte.

Las mejores palas

Una vez que tenemos claras las características que buscamos en nuestra pala de páde,  llega el momento de elegir una. Una gran mayoría de marcas ofrecen en sus líneas deportivas palas específicas para mujer a precios que oscilan entre los 70 y los 300 euros, dependiendo de las características de la pala y los accesorios que traigan consigo.

Si tienes alguna duda siempre puedes preguntar a nuestros profesionales que podrán aconsejarte sobre la mejor pala para ti. Cada jugadora tendrá sus propias preferencias, pero si no sabes por dónde empezar a buscar, aquí te proponemos dos modelos por cada nivel de juego:

Iniciación-intermedio: Quantum 2 Lady de Mystica y el modelo Libra 14 de Bullpadel

q OK  libra14 OK

Avanzado: la espectacular Proteo V Lady de Mystica y la Full 2 Lady de Middle Moon.

proteovfull2

Profesional: pala Connan Woman BL 1.5 de Vision y Zephyr 3.0 N2 2014 de Head

visionOKzephyrOK