Archivo por meses: septiembre 2014

Tipos de torneos en el pádel

Aunque las reglas del pádel son las mismas para todos, hay varios tipos de torneos que pueden disputarse según la manera en la que se puntúa o se inscriben los jugadores. Hay muchos tipos de torneos: desde competiciones en los que todos juegan contra todos hasta auténticas ligas profesionales por equipos con distintos niveles de jugadores.

post_blog

Parejas

El torneo por parejas suele ser el más común entre los aficionados al pádel. En estos casos el torneo puede durar desde un fin de semana hasta un periodo largo, según el número de parejas inscritas y las bases del torneo. La pareja siempre la forman las mismas personas, lo que quiere decir que no hay cambios ni sustituciones. Los puntos se cuentan según los partidos que hayan ganado y que sirven para determinar quién pasa la eliminatoria o no. Es el tipo de torneo del circuito profesional World Padel Tour, y el más utilizado en clubes sociales, asociaciones amateurs y aficionados al pádel que quieren organizar partidos de una manera habitual.

Equipos

Los torneos por equipos suelen ser ligas de larga duración en las que compiten un número determinado de equipos. Cada uno de ellos debe presentar una serie de jugadores según el reglamento del torneo en cada caso. Por ejemplo, pueden ser equipos de hasta 20 jugadores con un número mínimo de jugadoras femeninas.

Los torneos por equipos se celebran a lo largo de un tiempo y en cada partido se enfrentan dos jugadores de cada uno de los equipos según un calendario establecido previamente. Las parejas suelen formarse dependiendo de los puntos que cada jugador vaya acumulando a lo largo del torneo. Los capitanes de cada equipo deberán notificar antes de la celebración del partido los nombres de los jugadores que van a disputar el encuentro.

Este tipo de enfrentamientos suelen ser los que se realizan en ligas semiprofesionales o torneos de federaciones y en muchas ocasiones es necesario ser jugador de pádel federado para poder acceder al mismo.

Mixtos

Al igual que en otros deportes, en el pádel también hay torneos mixtos en los que las parejas están formadas por un hombre y una mujer. Muchos jugadores prefieren otras formas de torneo porque consideran que en ocasiones los mixtos hacen que la pareja no esté igualada. Sin embargo, como en la mayoría de los deportes, el entrenamiento es el que hace descubrir cuáles son los puntos débiles del compañero. De esta manera los jugadores pueden complementarse entre sí para lograr una pareja perfecta.

Torneo americano

Este tipo de torneo se celebra en el mismo día y suele ser muy corto. Por lo general se juega entre 8 ó 16 jugadores, dependiendo de las pistas que haya disponibles y el nivel de los jugadores. La dinámica es sencilla: se van haciendo rondas y todos los jugadores se enfrentan contra todos en distintas zonas. Las reglas varían dependiendo de la organización, aunque por lo general los partidos se juegan a un solo set. Los puntos se anotan de manera individual y el que haya hecho un mayor número al final de todos los partidos disputados, gana. Es una buena forma de celebrar partidos entre amateurs o de conocer nuevos jugadores.

 

Cuídate para evitar lesiones: calentamiento y estiramientos básicos

Al igual que a la hora de practicar cualquier deporte, si vamos a jugar un partido de pádel es necesario hacer un calentamiento previo para evitar lesiones en las articulaciones. Hay que calentar y estirar tanto antes como después del partido y así conseguiremos que el cuerpo no sufra en la práctica del deporte.

estiramiento1

Un fallo de los jugadores primerizos es prestar atención solamente a los brazos y no estirar las piernas o no hacerlo de manera suficiente. De ahí que muchas lesiones en el pádel acaben siendo en la zona de los gemelos o los tobillos. Aunque parezca que sólo se juega con la parte superior del cuerpo, las piernas también juegan un papel muy importante en el pádel. ¿Quieres saber cuáles son los estiramientos básicos que debes realizar?

Antes de jugar el partido:

Extremidades inferiores
Hay que preparar muy bien los músculos de las piernas, ya que durante todo el partido se hace un ejercicio intenso en ellas. Comenzaremos estirando gemelos y cuádriceps manteniendo la posición. Puedes ayudarte del entorno en el que estás para estirar las piernas. Completa el tren inferior con los tobillos, glúteos e isquiotibiales.

estiramiento2Calentando el cuerpo
Ya que hemos estirado los músculos de la parte inferior del cuerpo podemos hacer una pequeña carrera a trote de unos 3 minutos para calentar el resto de las articulaciones corporales. Además, nos ayudará a entrar e ir regulando la respiración de cara al ejercicio físico.

Extremidades superiores
Para finalizar, estiraremos las extremidades superiores del cuerpo. Es importante estirar bien el brazo, antebrazo, los tríceps y deltoides para que nuestra espalda no sufra. Los movimientos con la raqueta pueden ser bruscos a veces y si el cuerpo no está preparado pueden acabar lesionándose por un movimiento demasiado seco.

Después de acabar el partido

Pero el estiramiento no acaba aquí: al finalizar el partido, después de una sesión intensa de deporte, también hay que estirar los músculos para que vuelvan a su posición original de relajación. De esta forma evitaremos agujetas y nuestro cuerpo estará mucho más descansado tras el ejercicio. Es conveniente estirar al menos 10 ó 15 minutos después del partido para que los músculos se relajen por completo.

Para los estiramientos al final del partido conviene seguir una rutina de abajo a arriba o viceversa para que no se nos olvide ningún músculo. Lo mejor es hacer series de repeticiones breves manteniendo la posición unos 10 segundos. Es muy importante, en este momento, descargar sobre todo la parte de la espalda y los hombros, que son los músculos que han sufrido movimientos más “explosivos” durante el juego.

De esta forma mejora la circulación sanguínea en los músculos y éstos aumentan su elasticidad notablemente. Además, se previenen los calambres, que no son más que espasmos musculares por la falta de minerales en el músculo. Si la circulación sanguínea está activa y en orden, no se producen al pasar correctamente todos los nutrientes y elementos necesarios hasta los músculos.

Por lo tanto, tan importante es el calentamiento previo como el estiramiento al finalizar ejercicio físico. Así se evitan lesiones y se mantiene el cuerpo mucho más flexible y saludable durante la práctica del deporte.

 

¿Cómo saber si es hora de cambiar tu pala?

Los jugadores de pádel somos conscientes de que la pala es uno de los elementos más importantes del juego y por ello, hay que encontrar la más adecuada según nuestras características y cuidarla para que nos ofrezca las mismas prestaciones durante mucho tiempo.

Aunque lo habitual es que se mantengan bien, en algunas jugadas bruscas es posible darle algún golpe que dañe la estructura de la pala. Además, un mal uso continuado puede provocar también el deterioro de la pala.  ¿Cómo saber si es el momento de cambiarla?

pala_rota bj

Algunos síntomas
Las palas tendrán más durabilidad si están compuestas total o parcialmente de carbono. Por regla general, si los impactos son pequeños lo normal es que no sufra daños. No obstante, un golpe fuerte puede deteriorar cualquier tipo de pala, siendo necesesario el cambio. Esto ocurre cuando el golpe ha provocado una grieta (más o menos visible) en el marco de la pala y ésta se ha ido expandiendo hasta afectar al núcleo de la misma.

La goma puede también deteriorarse por el uso habitual de la pala. Si notas que la potencia de la pala es insufiente, que no despide como al principio, es que la goma ha perdido sus cualidades iniciales y es el momento perfecto para cambiarla.

Otra indicación que te hará saltar las alarmas es tu propio codo: una pala deteriorada aportará muchas vibraciones al brazo del jugador y provocará que a éste acabe por dolerle la articulación después de un partido, ya que tendrá que forzar más el cuerpo para conseguir los golpes más precisos. Si es tu caso, es el momento de cambiar tu instrumento de juego porque, además de no jugar bien, podrías llegar a lesionarte.

Cómo proteger la pala
La mejor protección de la pala es mantenerla en las condiciones adecuadas y no darle ningún golpe. Pero si queremos una protección extra, siempre podemos adquirir un protector para el marco y colocarlo para que absorba los golpes que pueda recibir la pala. Los más habituales son de PVC o de plástico, aunque en los últimos años han surgido nuevos materiales que ayudan a proteger la pala y son mucho más ligeros. Los protectores de plástico, además de ser más llamativos estéticamente, pueden modificar el peso de la pala, por lo que tenemos que tenerlo en cuenta para adaptarlo a nuestro juego durante los partidos.

Éste transparente de Middle Moon, es muy resistente y duradero.

protector-tranparente-2

Cómo elijo la pala adecuada
En muchas ocasiones, el deterioro de la pala no depende tanto del uso que le damos sino de las propias características de la misma. Ésta es la herramienta más importante del pádel: no podríamos jugar un partido sin ella. Por tanto, debemos escoger un modelo fabricado con materiales de calidad que eviten que se estropeen y que permitan una experiencia en la pista lo más cómoda posible.

Desde los primeros contactos con este deporte, el jugador debe usar la pala que más se adecue a sus características. El juego debe ser fluido y el jugador no debe notar resistencia al usar la pala. Influirá la forma de la misma, el material del que esté hecha la pala (si es más duro o más flexible) y el peso que tenga. Dependiendo de nuestros hábitos y tipo de juego, deberemos elegir un tipo de pala u otro. El objetivo de elegir una pala adecuada es usarla de forma correcta y evitar así su deterioro.