Archivo por meses: junio 2014

Claves para hacer una buena bandeja

Para los no iniciados en el pádel, los nombres de los golpes suenen un poco extraños: bandeja, víbora, globo… Dominarlos y saber cuándo tienen que ejecutarse es fundamental para jugar de una manera correcta al pádel y hacer buenos partidos, ya sea de manera amateur o semiprofesional. En esta ocasión vamos a centrarnos en uno de estos golpes para saber cómo se realiza y sacarte todo el partido posible.

10155388_10152445506654828_8802561482407010102_n

La bandeja

Este es un golpe específico que se utiliza para contrarrestar un golpe globo del rival y que se ha quedado un poco corto de potencia. Gracias a su ejecución es posible recuperar la pelota y mantenernos cerca de la red, algo básico para conseguir ganar el partido. Básicamente podría decirse que se usa para no perder la ventaja en el punto que se está disputando.

Los jugadores de pádel utilizan este golpe cuando tienen que realizar un ataque en una posición incómoda y en clara desventaja. Gracias a este movimiento, la posibilidad de cometer errores y que la pelota rebote donde no debe es mucho más baja que con otros golpes.

 Pasos para conseguir una buena bandeja

Aunque es uno de los golpes más habituales, el smash bandeja o, simplemente, bandeja, al principio resulta un poco difícil conseguir precisión para ejecutarlo limpiamente.

Lo primero será colocarnos en posición para poder controlar mejor el impacto, la velocidad a la que volverá la pelota y su dirección. Para ello, desde la posición en la que nos encontremos, deberemos girar la parte derecha del cuerpo hacia atrás y elevar la mano de la pala hacia arriba y atrás.

Es fundamental no perder de vista la bola y colocarnos de manera que ésta quede a nuestra derecha. La pala quedará por encima del que será el punto de impacto para darle efecto a la bola desde abajo cuando se haga el golpe y así conducir el movimiento para que, cuando rebote en la pared, vaya dirigida hacia la red y sea más difícil para el adversario responder. La pala debe quedar mirando hacia arriba –de ahí el nombre del golpe– y si se ejecuta bien, la pelota rebotará mucho menos que si hubiésemos dado otro tipo de golpe.

Un truco para mantener el equilibrio del cuerpo y saber si estamos bien colocados es extender el brazo contrario a la pala de manera que quede señalando hacia la bola. De esta forma, además de calcular bien la distancia, nos servirá para mantener la postura correcta y el equilibrio de todo el cuerpo. El cuerpo deberá acompañar la dirección del golpe y, si se puede, orientar la pelota hacia la red o la pared lateral para tener aún más control sobre el punto que se está disputando.

Las ventajas del golpe de bandeja

El golpe de bandeja, como se han indicado, es realmente efectivo. Resumiendo sus características, podemos concluir que da una gran ventaja al jugador que lo realiza dificultando la siguiente jugada al rival, a la vez que hace posible que haya profundidad en el golpe evitando los rebotes.

 

¿Cómo evitar las molestias del sudor en las manos?

Con la llegada del verano aumentan las temperaturas. En esta época del año sudamos más y, en caso del pádel, puede llegar a suponer un problema a la hora de jugar porque perdemos agarre al empuñar la pala. Para evitar los problemas relacionados con esta situación podemos acudir a varias soluciones. Aunque sudar es inevitable, sí que podemos mitigar sus efectos haciendo algunos cambios en nuestra rutina.

Cambiar el grip

Una solución es cambiar el grip de la pala. Tenemos que buscar uno que se adecue bien al puño de nuestra pala y que, además, esté realizado con un material que tenga una textura rugosa para que mejore nuestro agarre. Si la superficie es muy lisa obtendremos el efecto contrario: se resbalará de nuestras manos y podrían incluso producirse lesiones indeseadas por los movimientos bruscos. Por eso hay que buscar un material con agarre y gran absorción para que el sudor produzca el menor efecto posible en nuestro juego.

Añadir un overgrip

El overgrip es una capa más fina que el grip que se coloca sobre este. Tiene varias funciones: la fundamental es aumentar el grosor de la pala para adaptarla a nuestra mano y que sea mucho más cómodo disfrutar de este deporte. Pero también podemos utilizar el overgrip para minimizar el sudor en las manos si buscamos un material absorvente y que se adapte bien sobre el grip que ya tenemos colocado.

Ideal para esto es el modelo Skinny de Middle Moon, fino y muy absorbente.

overgrip skinny

Utilizar gel de magnesio

Una opción muy utilizada por quienes practican pádel de manera profesional es el untar las manos con gel de magnesio o Gripping Gel como también se conoce. Es un gel especial cuya base es el magnesio, muy utilizada también por deportistas de agarre como escaladores o alpinistas. Sólo hay que poner una pequeña cantidad en la palma de la mano y frotar bien. El magnesio absorbe el sudor de las manos y evita esta sensación tan desagradable. Además, ayuda a que los grips de las palas duren más porque el agarre es mayor y no se desgastan tanto. Lo único que hay que tener en en cuenta es que, para no perjudicar las propiedades naturales de la piel, siempre hay que lavarse las manos al terminar de practicar este deporte para eliminar los restos del gel que puede haber.

bote gripping gel bj

Usar muñequeras

A veces el sudor que nos molesta al jugar al pádel no viene de las palmas de las manos, aunque acaba ahí. Puede ser que llegue hasta las manos desde los brazos o las axilas, por lo que una muñequera es una solución perfecta: además de proteger las muñecas de posturas fuertes y lesiones, será un buen freno para el sudor puesto que no lo dejará pasar hasta la empuñadura de la pala.

Las nuevas de Mystica son una de las mejores opciones.

 muñequera_mystica_bj

Con estos sencillos consejos es posible acabar con la molestia que nos produce el sudor en las manos y jugar al pádel de una manera cómoda sin que nos importe la temperatura. Eso sí, no hay que olvidar una buena hidratación durante el partido para que nuestro cuerpo se mantenga sano y en forma.