¿Por qué es la empuñadura tan importante?

En un deporte como el pádel, preparación física y técnica ocupan posiciones complementarias a la hora de equilibrar la balanza en un partido. Un jugador de físico privilegiado, sin una técnica que respalde esa capacidad, no encontrará el camino hacia lo más alto del podio  Las dimensiones reducidas de la pista y las particularidades de este deporte hacen que todo importe. Cuestiones como la manera de golpear o la habilidad en los desplazamientos son decisorias. La empuñadura es uno de esos detalles que marquen la diferencia.

La forma en la que sostenemos la pala durante el juego (empuñadura) es determinante. Un mal agarre hará que el jugador pierda el control de sus golpes y la capacidad para enviar la bola al lugar de la pista que desea. Hay que concebir la pala como una prolongación del brazo y la mano: para conseguir trasladar nuestros movimientos a ella, deberemos garantizar una buena conexión. Si no cogemos la pala del modo más efectivo, esa conexión falla y es difícil poder transmitir una intención al golpe. Se trata también de una cuestión de fuerza: sin una empuñadura bien planteada, nuestro golpe puede perder intensidad.

No hay fórmulas mágicas para conseguir una empuñadura perfecta. La forma de agarrar la pala dependerá de cada jugador y de aspectos como su experiencia, su técnica, etc. Cuando los más novatos se enfrentan a sus primeros golpes, se decantará por agarres básicos, que no le compliquen el juego. Los más avanzados irán adoptando paulatinamente un catálogo más amplio que le permitan cambiar la posición de sus manos de un golpe a otro. En un deporte como el pádel, no obstante, la empuñadura no suele modificarse en exceso: las dimensiones reducidas de la pista obligar a ser muy rápido.

La empuñadura continental es una de las más utilizadas: consiste en sostener la raqueta como si de una herramienta se tratase, con el dedo pulgar a la izquierda y el resto a la derecha, estando el índice ligeramente adelantado. La posición sería similar a que adopta nuestra mano cuando usamos el ratón de un ordenador. Es la perfecta para que enviar las bolas al rival con efecto cortado y tener así más probabilidades de que no responda el golpe.

Pero, en cuanto a empuñaduras se refiere, no solo importa el aspecto humano: la técnica también tiene importancia. El uso del material adecuado facilitará o dificultará que la relación entre mano y pala sea la adecuada. El uso de overgrips, por ejemplo, tienen consecuencias en el juego y la elección de uno u otro dependerá de las características de cada jugador. El mercado ofrece un gran número de alternativas: es uno de los accesorios estrella del pádel por su importancia en el juego. Afecta a cuestiones de índole técnica principalmente, aunque también tiene repercusiones en el físico (juega un papel clave en cuando a absorción del sudor o prevención de lesiones de codo y hombro).

Aquellos que necesiten potenciar la fuerza, imprimir más intensidad a sus golpes, deberán elegir un overgrip grueso: así tendrán más superficie de agarre y podrán dar más potencia a su juego. Además, es perfecto para aquellos que necesiten no cerrar el puño del todo por diferentes lesiones. El modelo Foamy, de Middle Moon, sigue esta línea: proporciona un volumen extra y más comodidad para la empuñadura.

El overgrip fino es, en cambio, ideal para exprimir las habilidades más técnicas, esas relacionadas con el control y la colocación de la bola. La fórmula es sencilla: se consigue una pala más ligera y una agarre más certero, lo que da más importancia a la muñeca. Estas empuñaduras ligeras no son compatibles con palas demasiado demasiado pesadas o con jugadores que no dominen aún con destreza la técnica. El modelo Overgrip Skinny de Middel Moon es perfecto para ello: pequeño grosos y muy absorvente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>